¿Qué es y para qué sirve el PRP capilar o plasma rico en plaquetas?

El plasma enriquecido con factores de crecimiento o PRP capilar, lo utilizamos para todos nuestros pacientes, tanto hombres como mujeres, que están perdiendo pelo de forma activa, leve o moderada, pero que aún continúan manteniendo los bulbos pilosos, es decir, las raíces del cabello. De esta manera, es posible la revitalización o bioestimulación capilar, por lo que cuanto antes se aplique mejores resultados se obtendrán, impidiendo además que muera la raíz del mismo.

El plasma rico en plaquetas permite aislar y poder emplear los factores de crecimiento presentes en la sangre del propio paciente para poder potenciar, acelerar y estimular la regeneración de los tejidos. Cuando lo aplicamos a nivel capilar estimula la formación de colágeno, elastina y ácido hialurónico incrementando la aparición de nuevos vasos sanguíneos imprescindibles para estimular el crecimiento del cabello y la vascularización a nivel del folículo piloso.

Estos factores de crecimiento son fundamentales para estimular las células madre del cuero cabelludo y así generar la formación de fibroblastos, muy importantes ya que determinan la estructura y la calidad del folículo.

Es uno de los tratamientos no quirúrgicos con más presente y futuro en la medicina capilar gracias a su eficacia terapéutica, pues las plaquetas presentes en nuestra sangre se encargan tanto de los procesos de regeneración celular, así como de la reparación de los tejidos de las células de nuestro cabello.

Por este motivo, está indicado para frenar la caída capilar, alopecia, potenciar, acelerar, estimular la regeneración de los tejidos y cicatrización de las heridas en pacientes con pérdida moderada de pelo, y muy recomendado en aquellos que se hayan sometido a un trasplante de pelo. Es prácticamente indoloro y no hay ninguna contraindicación asociada al mismo, ya que al ser natural, no es tóxico ni alergizante.

Cuando aplicamos este tratamiento, al mejorar el tejido epidérmico mejora la piel del cuero cabelludo, haciendo su aparición nuevos vasos sanguíneos, permitiendo a nivel capilar aumentar la vascularización del folículo piloso y estimulando el crecimiento y el tamaño del pelo ya existente, por lo que nos encontramos con más pelo y mayor densidad.

Con la biestimulación capilar o PRP, los pelos que se encuentran miniaturizados y a punto de perderse, aquellos que ya no se pueden observar a simple vista, aún podemos salvarlos ya que posee la capacidad de revertir el pelo no observable a cabello de tamaño normal.

¿Cuándo se recomienda el Plasma rico en plaquetas con factores de crecimiento?

El PRP con factores de crecimiento es un tratamiento ambulatorio sin cirugía que lo recomendamos a cualquier edad para frenar la caída del cabello y que además se puede combinar con otras soluciones para potenciar aún más los resultados como puede ser tras hacerse un trasplante capilar.

Se recomienda hacer como prevención y mantenimiento a la caída del cabello, y cuando tengamos alguno de los siguientes síntomas:

-Prevención de la caída del cabello

-Mejorar la calidad

-Antecedentes de alopecia en familiares directos

-Pelo muy fino y débil

-Caída de cabello

-Alopecia androgenetica, areata o cicatricial

-Efluvio telógeno

-Pérdida progresiva de densidad y volumen

-Después de un injerto capilar

¿Cuántas sesiones de PRP capilar se necesitan y cuándo se obtienen resultados?

El número y frecuencia de sesiones de PRP capilar irá en función del tipo de alopecia, el grado de caída y características del cuero cabelludo de cada paciente. Generalmente, recomendamos realizar una sesión cada tres o cuatro meses durante el primer año como plan preventivo y de mantenimiento. Después de estimular de forma eficaz los tejidos con las sesiones del primer año, los resultados duran entre 6 y 12 meses.

Los resultados son progresivos y se comienzan a notar al mes del tratamiento, siendo más visibles a partir de la segunda sesión. Con cada sesión los resultados son más significativos, y podremos apreciar el engrosamiento del folículo piloso ya existente.

La frecuencia de las sesiones siempre va a depender de cada paciente y de los resultados obtenidos en los 12 meses siguientes al comienzo del tratamiento, pero aconsejamos hacer como mínimo 2 sesiones anuales.

Tanto el otoño como la primavera, son estaciones especialmente propensas al incremento de problemas de caída de cabello, y una muy buena época para empezar a realizarse el tratamiento de plaquetas con factores de crecimiento.

 

¿Cómo realizamos el PRP para el pelo?

Para obtener el PRP o plasma rico en plaquetas con factores de crecimiento hacemos una pequeña extracción de sangre del paciente de modo estéril, quedando descartados los riesgos de alergias o de transmisión de enfermedades, para posteriormente centrigugarla y aislar el plasma, seleccionando la concentración más rica en factores de crecimiento.

Una vez separadas las fracciones plasmáticas mediante centrifugación controlada durante 9 minutos, procedemos a inyectar el plasma rico en plaquetas a en el cuero cabelludo a través de infiltraciones de forma casi indolora para estimular la regeneración de las células.

Este concentrado de plaquetas o complejo proteico que las obtenemos de la sangre del propio paciente se inyecta en las zonas capilares débiles donde el paciente más lo necesita, especialmente en la primera linea de la zona frontal, área central de la cabeza y coronilla, donde habitualmente los cabellos se observan más finos y la pérdida de pelo siempre suele ser mayor.

Los factores de crecimiento del pasma rico en plaquetas llegan directamente al folículo piloso, donde actúan activando la raíz y proporcionando todas las propiedades anteriormente señaladas, mejorando la calidad del cabello y frenando su caída. Es el método donde se alcanzan los resultados más avanzados que hasta el momento se han descubierto en el ámbito de la regeneración capilar.

Es un tratamiento ambulatorio que se lleva a cabo en nuestra consulta médica. El procedimiento completo dura aproximadamente una hora que incluye la extracción de sangre, la centrifugación y las microinyecciones. No requiere ninguna preparación específica por parte del paciente antes del mismo.

Después del tratamiento el paciente puede retomar la actividad normal de manera inmediata, no requiriendo tiempo de recuperación. Se recomienda no masajear el área capilar tratada inmediatamente después de las infiltraciones.

No tiene efectos secundarios, aunque algunas veces puede observarse un ligero enrojecimiento de unas pocas horas.

El PRP para el pelo se puede combinar con el trasplante capilar y con otras técnicas anticaída consiguiendo magníficos resultados. Lo podemos combinar con complejos vitamínicos, finasteride, minoxidil, cosmética capilar, etc.

Beneficios del plasma rico en plaquetas o PRP para el pelo

Beneficios de la revitalización o biestimulación para el pelo con PRP o plasma rico en plaquetas con factores de crecimiento para la pérdida del pelo:

Permite la formación de nuevos vasos sanguíneos imprescindibles para estimular el crecimiento del cabello, potenciando y estimulando la regeneración de los tejidos.

Ayuda en la estructura y la calidad de los folículos generando ácido hialurónico, elastina y colágeno.

Frena la caída capilar y la alopecia en pacientes con pérdida moderada de pelo, y acelera la cicatrización de las heridas, crecimiento y engrosamiento del cabello tras la realización de un implante capilar.

Información sobre los diferentes tratamientos para el crecimiento del pelo y anticaída en la actualidad

Los tratamientos para combatir la alopecia o caída del cabello han tenido muchos avances en los últimos años. Mayoritariamente, las causas de la pérdida de pelo en hombres y mujeres son principalmente de tipo genético y hormonal.

Como mínimo el 25 % de los hombres muestra síntomas de alopecia al llegar a la edad de treinta años, y alrededor del 40 % de las mujeres sufre la caída del cabello de manera hereditaria al alcanzar la menopausia.

El origen puede asociarse a diferentes factores, dietas muy restrictivas, desequilibrio hormonal, trastornos del tiroide, episodios de anemia, la toma de algunos medicamentos, e incluso el estrés, siendo el genético el más común de todos los casos, ya que los antecedentes familiares son la principal causa de la alopecia y pérdida de densidad capilar.

No se trata solamente de un problema estético, pues esta patología puede llegar afectar la autoestima y provocar problemas derivados del mismo.

Cuando consideramos el tratamiento adecuado para la caída del cabello, es fundamental diagnosticar la causa, tipo, patrón y grado de la misma.

Nuestros doctores recomiendan la mesoterapia con microinyecciones de plasma rico en plaquetas como mantenimiento y fortalecimiento del cabello exitente, y por tanto, frenando su caída.

En los casos en los que la raíz del pelo haya muerto, la mejor solución es realizarse un implante capilar, que además, podremos favorecer durante el primer año de crecimiento con dichas sesiones de plasma rico en plaquetas. Al mismo tiempo, actuará como mantenimiento del cabello nativo que tengamos, revitalizándolo y evitando que se caiga.

Este tratamiento de Bioestimulación capilar o PRP, ya se venía usando hace décadas en otros campos de la Medicina con magníficos resultados. Se solía emplear para tratar lesiones deportivas, traumatología, tratamientos dentales, entre otros.

Como ya hemos explicado, es una solución para regenerar los tejidos del cuero cabelludo y que además, no necesita cirugía. Al promover el desarrollo de nuevos vasos sanguíneos, conseguimos mejorar el sistema natural de nutrición de la raíz del pelo, clave en la formación y salud del cabello.

En la actualidad encontramos otros tratamientos tópicos como el minoxidil y algunas cosmeticos con compuestos anticaída, orales como el finasteride, complejos vitamínicos con biotina y minerales como el hierro y zinc, todos ellos empleados para mejorar e incrementar el pelo existente, y frenar la caída del pelo.